27
Thu, Jul
0 New Articles

Nacional
Tools
Typography

El gobierno nacional sigue insistiendo en la venta de un activo tan importante y estratégico como es Isagén. Las consecuencias de este negocio, donde se lucran unos pocos, serán más duras de lo advertido para el pueblo colombiano.

El gobierno nacional sigue insistiendo en la venta de un activo tan importante y estratégico como es Isagén. Las consecuencias de este negocio, donde se lucran unos pocos, serán más duras de lo advertido para el pueblo colombiano.


Se ha dado un fuerte debate en las redes sociales, con duras críticas al gobierno, sobre todo, desde que se reveló que la subasta contaría con un solo oferente. Cabe recordar que Isagén es una empresa en la que el Estado posee más del 50% de sus acciones y el municipio de Medellín el 11%, a través de EPM.

William Trejos, secretario general de Sintraisagén, enfatizó en la inconveniencia de esta venta, pues las consecuencias recaerían directamente sobre los colombianos. Esta empresa ha garantizado que las tarifas de luz no hayan subido más de lo que lo han hecho. Recordemos que el gobierno nacional incrementó por decreto estas tarifas en diciembre. Isagén  ha logrado mantener el suministro de energía ante momentos tan difíciles como el Fenómeno del Niño. Si pasa a manos privadas, estos cobros podrían dispararse.

“La importancia de Isagén es que el regulador natural de las tarifas eléctricas para Colombia, porque es la única empresa con el potencial hídrico y la capacidad técnica y administrativa de garantizar precios razonables de energía en la bolsa. A nivel nacional, solo tres empresas fijan el precio de bolsa. En manos privadas, un monopolio privado fijaría las tarifas de energía en el país”, resaltó Trejos.

Además, EPM, con Ituango y Porce 3, e Isagén, con Hidrosogamoso, son las únicas empresas con proyectos hidroeléctricos extensivos de gran magnitud en Colombia, porque son intensivos en el capital y son capitales que se recuperan a largo plazo. “Está probado que desde 1993, que se han venido construyendo empresas privadas ninguna otra ha desarrollado proyectos de alta magnitud. Ninguna empresa invertirá esa cantidad de capitales por el riesgo de inversión y porque es a largo plazo”.

Desde sectores sociales y sindicales se ha convocado al pueblo colombiano para que conozca la relevancia del asunto, lo comprenda y, conforme con ello, actúe. Tras esta transacción, Isa y Ecopetrol siguen para la venta; así que el riesgo no es menor.

“Están despojando al pueblo colombiano de su patrimonio público, del bienestar por las utilidades que generan estas empresas. Hacemos un llamado a que se movilicen y se pronuncien en contra de esta venta, que solo beneficia a quienes están involucrados en el negocio, tanto ministros como gobernantes. La carga y los efectos los soportará en su totalidad el pueblo colombiano”, agregó Trejos.

El gobierno de Santos solo está obedeciendo a dictámenes de organismos internacionales, al punto que desoye el mandato de su mismo pueblo. Este miércoles se desarrolla un mitin con el fin de evitar la venta, desde las 7 de la mañana frente a la bolsa de valores de Bogotá, lugar de la realización de la supuesta ‘subasta’. Al Distrito Capital arribaron delegaciones de Medellín y Cali para sumarse a la protesta.

Interno