20
Mon, Nov
0 New Articles

Economía
Tools
Typography

Ya hay una negociación firmada entre el Sindicato de Trabajadores de la Previsora y la administración de esta entidad. Se consiguió solo en tres sesiones. Es la tercera negociación con un método propio de Sintraprevi y que arroja experiencias positivas.

Ya hay una negociación firmada entre el Sindicato de Trabajadores de la Previsora y la administración de esta entidad. Se consiguió solo en tres sesiones. Es la tercera negociación con un método propio de Sintraprevi y que arroja experiencias positivas.


Ya hay una negociación firmada entre el Sindicato de Trabajadores de la Previsora y la administración de esta entidad. Se consiguió solo en tres sesiones. Es la tercera negociación con un método propio de Sintraprevi y que arroja experiencias positivas.

La Previsora es una entidad de economía mixta, con parte del Estado. En la época de Álvaro Uribe hubo riesgos de ser privatizada, ahora el ministro de Hacienda ha salido en artículos periodísticos plasmando la posibilidad que después de la venta de Isagén seguiría La Previsora. Por ende, la consecución de resultados positivos era vital.

“Terminamos negociación en un modelo diferente al que los sindicatos hoy utilizan. Es un modelo que nos da seguridad a los sindicatos. A través del diálogo se pueden lograr cosas positivas para los trabajadores. En tres sesiones logramos avanzar de los 48 puntos que se presentaron, más del 70% obtenido de manera positiva”, destacó José Antonio Becerra, presidente de Sintraprevi.

El modelo podría incluso servir para otras organizaciones sindicales. El proceso inicia mandándoles una notificación a los trabajadores para que indiquen los temas que ellos consideran deben estar incluidos en la negociación colectiva. El Comité Ejecutivo se reúne, hace una depuración, luego, convoca a una asamblea, la cual nombra a unos redactores (cuatro para el caso), quienes elaboran el pliego de acuerdo a lo que se sugirió de manera nacional.

Posteriormente, se plasma un documento que se presenta nuevamente a la asamblea, donde se aprobará el pliego final y el ejercicio las mesas de trabajo. Durante la negociación, dividen en mesas de trabajo los puntos para abordarlos de manera separada. En caso de que estas fracasen, la asamblea da facultades al ejecutivo para llamar a un proceso de denuncia.

“Desde el 2011, el apoyo de la Central Unitaria de Trabajadores ha sido incondicional, especialmente quiero resaltar el apoyo de Manuel Téllez (dirigente de la Subdirectiva CUT Bogotá). Este sindicato estaba desorganizado, en ese año no teníamos ni siquiera oficinas, las primeras reuniones las hicimos en las instalaciones de la subdirectiva CUT Bogotá Cundinamarca. Le hemos querido dar el cambio a un sindicato más moderno, ya tenemos nuestras propias instalaciones. En tan solo 4 años hemos podido avanzar lo que muchos sindicatos no han podido avanzar por la desorganización que pulula en otros sindicatos del país”, agregó Becerra.

El interés principal es que la entidad pueda “fluir” para que sea próspera y rentable, con recurso humano motivado, de ahí la buena relación del sindicato con la administración.

Interno