28
Sun, May
0 New Articles

Educación
Tools
Typography

La situación de salud en Santander para los maestros es bastante complicada. La junta directiva del Sindicato de Educadores de Santander recientemente sostuvo una reunión en pleno en Bogotá con los encargados y ni aun así se ven mejoras.

La situación de salud en Santander para los maestros es bastante complicada. La junta directiva del Sindicato de Educadores de Santander recientemente sostuvo una reunión en pleno en Bogotá con los encargados y ni aun así se ven mejoras.


Mauricio Martínez, directivo del SES, expresó lo que a su parecer es la raíz del problema. Para él, todo radica en que el sistema de salud en su departamento ha sido fortín para los negociados y las dinámicas electoreras.

En un principio, hace más de una década, el servicio se lo tomó en la canalización de utilidades del movimiento Convergencia Ciudadana, orientada por Luis Alberto Gil Castillo, ejerciendo un monopolio. Gil Castillo fue presidente del SES, senador por dos periodos y terminó condenado en el escándalo de la parapolítica.

En el 2005, se presentó una apertura del Ministerio de Educación a que fuesen los maestros quienes escogieran el operador. Apareció con fortaleza la Fundación Oftalmológica de Santander (Foscal), entidad que dirigía el exministro de salud Virgilio Galvis Ramírez, en asocio con Carlos Ardila Lule, y tomó la apertura mayoritaria del servicio de salud del magisterio en esa región del país. En 2004, Galvis Ramírez estuvo inmerso en proceso en su contra en la Procuraduría.

Posteriormente ampliaron la región de los cuatro departamentos iniciales Santander, Norte de Santander, Cesar y Arauca, para incluir a Boyacá y Guajira; y se unió otra entidad, la Fundación Médico Preventiva. Sin embargo, se mantuvo la infraestructura que estaba anteriormente, pero se amplió el número de atendidos, lo que hizo que el servicio de saturase y se haya generado un represamiento de los procedimientos. Solamente en Santander van cuatro fallecidos por la pésima atención a maestros y familiares de los mismos.

“El ministerio de educación con un supuesto discurso anticorrupción pretende simplemente entregare el negocio a las trasnacionales y seguimos como siempre los maestros, de carne de cañón. Primero por los parapolíticos, luego por los que igualmente desde la política legal se infiltran en el negocio con fundaciones que de filántropas no tienen nada. Hoy en día la incertidumbre es que la ministra ponga a una trasnacional a manejar esto y sigamos con el servicio deteriorado y con nuestras vidas en riesgo”, manifestó Martínez.

Para ayudar a los pacientes en sus quejas, que son cientos, el SES inicialmente abrió un departamento jurídico para acompañar a las reclamaciones en salud. Se ha llevado una inspección permanente al espacio de auditoría. Además, han hecho las denuncias respectivas ante la Superintendencia, ante el Fomag y el Ministerio de Educación, sin embargo, la situación no ha cambiado.

Martínez reclama de Fecode mayor compromiso. “El protagonismo ejercido por los compañeros delegados de Fecode ante el Fondo no fue la mejor. Estamos esperando que de una vez por toda la Junta Nacional de Fecode y su Comité Ejecutivo a la cabeza determinen realizar acciones contundentes empezando el año, porque aquí lo que estamos jugando es con la vida. Para nosotros más importante que los asuntos económicos es la garantía de la vida”.

Interno